in

OM en dificultades en su ventana de fichajes, ­čĄí Los parisinos se regocijan

La rivalidad entre OM y Paris Saint-Germain es sin duda una de las mejores y una de las m├ís feroces del mundo. En este tipo de rivalidad, la expresi├│n ÔÇťla desgracia de unos hace la felicidad de otrosÔÇŁ nunca hab├şa parecido tan cierta. Actualmente, el club de Marsella es incapaz, a pesar de las buenas actuaciones, de alcanzar a su competidor. En t├ęrminos de reclutamiento, OM est├í luchando para traer jugadores de clase alta y debe recurrir a una pol├ştica de transferencia m├ís oportunista e inteligente.

Una pelea com├║n

A├║n as├ş, hay problemas comunes entre los dos clubes. Este gran problema es para ambas partes a nivel de salidas. OM paga por sus malas elecciones entre t├ęrminos de transferencias pasadas y le resulta dif├şcil revender sus indeseables debido a su gran salario. Adem├ís, cuando el club marsell├ęs consigue finalmente vender, las sumas recaudadas no son muy elevadas. Por el lado del PSG, la revoluci├│n anunciada lucha por tomar forma, porque aunque los medios son numerosos por el lado parisino, hay que adelgazar la plantilla, pero Par├şs lucha por vender.

En este sentido, los dos clubes son bastante similares, pero es curioso c├│mo los ├ęxitos de un club atraen la rabia de la afici├│n del otro, y por el contrario, cuando un fracaso (como por ejemplo el de la pista que llev├│ a Zidane al PSG), asistimos a las fiestas del club enemigo. El hecho de que muchos medios marselleses anuncien en cada ventana de fichajes la posible llegada de grandes nombres a la ciudad marsellesa, para al final, pocos resultados, divierte mucho a los parisinos.

├Ültimo ejemplo, Sadio Man├ę. Precisamente, el senegal├ęs, de paso por el Metz, hab├şa confiado que ser├şa complicado jugar en el PSG sabiendo que su club favorito era el OM. A partir de ah├ş, muchos aficionados hab├şan imaginado la posibilidad de que el extremo se incorporara al OM. Tambi├ęn est├í el caso de Boubacar Kamara. El peque├▒o prodigio de OM para fichar en el Aston Villa por la generosa suma de 0 euros.

Esto divirti├│ a los parisinos, porque los seguidores del OM se hab├şan burlado del PSG, que dejaba ir libremente a sus mejores j├│venes.

┬┐Una brecha a├║n mayor entre los dos clubes?

que puede deleitar simpatizantes del psg, es el hecho de que actualmente, es muy dif├şcil imaginar a OM cerrando la brecha que los separa de su gran rival, al menos en un futuro cercano. contraLa brecha podr├şa incluso ampliarse con el tiempo, porque OM todav├şa carece de mucha regularidad. Los m├ís fervientes defensores del club ol├şmpico dir├ín que no tienen los mismos medios que su rival, y aunque este dato es muy cierto, los parisinos responden que el OM est├í muy lejos de ser pobre.

Como habr├ís entendido, la guerra entre estos dos clubes probablemente nunca terminar├í. Si hoy, habiendo terminado respectivamente primero y segundo en el campeonato franc├ęs, los dos clubes est├ín m├ís bien en una buena din├ímica, este no siempre ha sido el caso.

De cualquier manera, ambos equipos siempre tienen argumentos para burlarse el uno del otro, y viceversa.

Christophe Galtier en el PSG, ┬┐una apuesta arriesgada?

┬┐Cansado de ella? Tras Exatl├│n, Casandra Ascencio muestra c├│mo Doris del Moral “paga la renta”