in

¿Cómo elegir el mejor teléfono inteligente?

Pero, la pregunta importante que surge es: ¿qué crees que es importante para tu teléfono inteligente? ¿Es para escuchar música? ¿Quieres navegar por Internet y jugar juegos? ¿Te gusta tomar fotos y compartir videos? ¿Te gustaría tener tambores que puedan seguir tu ritmo? Entre todos estos criterios, ¿a qué debes prestar atención a la hora de elegir un teléfono móvil?

tamaño de pantalla

¿Si eres adicto al celular y lo revisas todos los días ya cualquier hora? En este caso, debes tener en cuenta dos puntos: la comodidad de visualización y la facilidad de uso que te ofrece el dispositivo. En primer lugar, el tamaño de la pantalla debe cumplir perfectamente con sus expectativas.

Si está buscando un teléfono compacto que pueda usar con una mano o que quepa fácilmente en su bolsillo o bolso, una pantalla promedio de alrededor de 5 pulgadas es un buen compromiso. En cambio, si juegas y ves películas y series, apuesta por una pantalla grande de al menos 6 pulgadas con una relación de aspecto de 19:9 o 21:9 para tener una visión cómoda, sin que se te canse la vista. .

Tipo de pantalla y resolución

Existen diferentes tipos de pantalla: LED y LCD para Smartphones de gama básica y media, OLED y AMOLED para dispositivos de mayor calidad. Luego viene la resolución como QHD, Full HD, 2K o 4K. Este es un factor determinante para obtener imágenes nítidas y sin adornos.

Cuanto más alto sea, más podrá el móvil ofrecer una mejor experiencia de visualización. Finalmente, está la frecuencia de actualización, expresada en Hertz, que indica la capacidad de la pantalla por segundo para actualizar las imágenes que se muestran en la pantalla. Cuanto más alto sea, más rápido y suave se desplazarán las imágenes.

potencia de la CPU

El procesador (chipset o SoC) es el corazón de tu teléfono móvil. Hay diferentes tipos de procesador: Snapdragon para Android, Exynos para Samsung o Bionic para iPhone. Su función es garantizar el correcto funcionamiento del dispositivo, tanto en la gestión de tareas como en la ejecución de aplicaciones.

El rendimiento del procesador expresado en megahercios (MHz) o gigahercios (GHz) está determinado por dos factores: el número de núcleos y la frecuencia del reloj. Indican el momento en que se pueden procesar las tareas. Un teléfono inteligente puede tener dos (Dual), cuatro (Quad), seis (Hexa) u ocho (octa) núcleos. Cuantos más núcleos tenga, mayor será la velocidad del reloj y más rápido será tu Smartphone.

memoria de trabajo

La memoria de trabajo (RAM) también es importante, ya que permite que el dispositivo realice múltiples tareas simultáneamente. Además del procesador, la memoria RAM puede afectar la velocidad de funcionamiento del dispositivo. Cuanto mayor sea la memoria de trabajo, mejor será el rendimiento del teléfono inteligente.

A día de hoy, todavía existen en el mercado smartphones de gama baja con 2 GB de RAM. Por otro lado, la memoria de algunos modelos de gama alta puede llegar a los 16 GB, para un uso moderado a intensivo se recomienda una memoria de trabajo de al menos 4 GB.

almacenamiento de memoria

Indica el espacio en el que se pueden almacenar todos los datos (fotos, videos, archivos, documentos, aplicaciones, etc.). La capacidad de la memoria de almacenamiento depende en particular de la frecuencia de uso del teléfono. Para los adictos a los teléfonos inteligentes, 64 GB de almacenamiento pueden no ser suficientes. Si este es tu caso, se recomienda elegir modelos con un mínimo de 128 GB o 1 TB de almacenamiento, mejor aún si son ampliables.

La Cámara

Ni que decir tiene que la cámara de tu futuro smartphone es otro criterio a tener en cuenta. Los teléfonos inteligentes más recientes están equipados con 3 o 4 cámaras. Es obvio, la presencia de un sensor principal, un macro, uno de profundidad y un gran angular cambia tu perspectiva de uso. Sin embargo, el número de cámaras no debe ser el único motivo de su elección. El número de megapíxeles, la apertura, la estabilidad de la imagen son funciones específicas a tener en cuenta a la hora de elegir el mejor smartphone.

Resistencia al impacto y a la intemperie

¿Tu viejo teléfono sigue cayendo al suelo? ¿Trabaja a menudo al aire libre en obras de construcción? Entonces la resistencia del dispositivo debe ser uno de tus requisitos. Hoy en día existen en el mercado dispositivos móviles resistentes a golpes, rayones, caídas, agua y/o polvo. Para ello, diferentes valores y estándares indican hasta qué punto su teléfono está protegido frente a incidentes, en particular:

  • El valor IP que corresponde a la resistencia al agua y al polvo.
  • Tecnología Gorilla Glass DX que ofrece pantallas antirrayas.
  • Estándar militar MIL-STD que confirma la resistencia a caídas.

La batería

Para poder disfrutar de tu smartphone el mayor tiempo posible, presta especial atención a la capacidad de la batería, que se expresa en miliamperios-hora (mAh). Cuanto mayor sea el número que se muestra, más energía tiene la batería. Una gran batería de más de 4000 mAh como en el caso del honor x8 teléfono ya se considera efectivo. De hecho, es capaz de aguantar dos días seguidos con un uso moderado.

Eso no es todo, estas grandes baterías de alto rendimiento, a menudo gestionadas por inteligencia artificial (IA), tienen la ventaja de realizar cargas rápidas. Por lo tanto, pueden cargarse completamente después de solo una hora. Además, la resolución y el tamaño de la pantalla, el procesador, pero también la intensidad de uso del teléfono influyen directamente en el rendimiento y la autonomía de la batería. Cuantas más funciones tiene el teléfono inteligente, más energía consume.

Por último, el número de ranuras para una o dos tarjetas SIM, la seguridad, la política de actualización, el precio y la conectividad (4G o 5G) también son puntos fundamentales a evaluar a la hora de elegir el mejor smartphone.

Otros elementos:

Para mostrar Ocultar el sumario

Cathe López revela a Tefi Valenzuela que una expareja de los dos intentó violarla

¿Cuál es el incidente de Jennifer? Ben muerto?