in

CDMX se vuelve a pintar de color

Tras dos años de parón, la Marcha del Orgullo LGBTIQ+ volvió a las calles de la Ciudad de México en su edición número 44, con la presencia de 250 mil personas, según primeras estimaciones del gobierno capitalino.

Desde el principio, el gris deslustrado de Insurgentes, Circuito Interior y otras calles pronto quedó eclipsado por el arcoíris de máscaras, banderas, vestidos y maquillaje. de cientos de personas que luego llenaron el Paseo de la Reforma y el Zócalo.

Para algunos, como Donovan, de 16 años, que acudió al Ángel de la Independencia acompañado de su hermana de cinco años y su madre, Rosa Castañeda, Era la primera vez que se sumaban a esta movilización a favor de la diversidad sexual.

“No soy gay, pero no necesito serlo para venir y apoyar. Creo que todos merecemos amor y apoyo y por eso entramos para que todos se animen a dejar salir ese grito de libertad”, expresó la adolescente.

Entre las postales más comunes de este 25 de junio estaban las madres, quien, con un cartel en la mano, ofrecía abrazos a quienes pasaban frente a él y extendía las palmas de las manos.

La movilización no fue solo un respiro para quienes acudieron a expresar libremente su sexualidad e identidad, sino también para cientos de personas que viven del comercio irregular y que han aprovechado la alta riqueza para reanimar sus bolsillos, tras dos años de una pandemia que les sigue preocupando, pese a que la “nueva normalidad” ha permitido que “sus clientes” vuelvan a salir.

Este es el caso de Karla, una mujer que lleva un par de años sin trabajo Empezó a vender dulces en la puerta de casa, pero pronto vio en las calles de la capital una oportunidad para asegurar el sustento de su hogar.

“Llevo banderas, cintillos, globos, todo para lo que ellos quieran. Espero vender alrededor de 1500 pesos y sacarlo pronto. También llegué a discutir, nadie debe esconderse de lo que le gusta”, dijo.

“Con las pestañas al cielo”, decenas de drag queens fueron un imán para los participantes que no desaprovecharon la oportunidad de pedir una fotografía.

A Samantha, una mujer trans mejor conocida como Jossmetics, Le tomó más de dos meses y diez mil pesos preparar su guardarropa con el que caminó hoy desde el Ángel de la Independencia hasta el Zócalo, como lo hace desde los 11 años, porque “me llena mucho, es algo que puedo Expresarme”.

“(A los demás) Yo les diría que no tengan miedo. Fue difícil para mí, será difícil para todos hablar, pero siempre habrá alguien que pueda ayudar. En mi caso incluía intentos de suicidio, depresión, ir al psiquiatra y antidepresivos, pero luego los cambié por pelucas y maquillaje y eso es lo que más me gusta”, dijo en una entrevista.

A la marcha asistieron no solo los vivos, sino también aquellas personas que han sido llevadas y no han regresado, víctimas de crímenes de odio, intolerancia, discriminación y falta de educación para convivir y respetar la forma en que los demás viven su identidad y sexualidad.

Así lo afirmó en entrevista Carmen Ortega, de la Red Mexicana de Personas Viviendo con VIH/SIDA, quien junto a otras personas marcharon al frente de los contingentes, con lienzos que mostraban retratos de transexuales, homosexuales, bisexuales y más, cuyas vidas fueron arrebatados “sólo para ser lo que eran”.

Entre los incidentes se reportó la detención de un hombre a quien le incautaron siete teléfonos celulares, luego de que una víctima de un robo lo denunciara ante agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).

A pesar del gran operativo organizado por cerca de 1.800 elementos de seguridad, hubo quienes evitaron ser atrapados, como los vendedores de bebidas alcohólicas, o los que ofrecían vapeadores, a pesar de que hace tres semanas se emitió un decreto presidencial que prohibía su comercialización.

Posteriormente, las veredas de la Avenida Juárez fueron ocupadas por varias bandas de aficionados que Dieron vida a la gira con un amplio repertorio de éxitos de varios géneros musicales.

Con más de tres horas de retraso, una docena de carretas finalmente avanzaron, todos tripulados por diversas personalidades reconocidas de la diversidad sexual, como el elenco de La Más Draga, artistas, activistas y funcionarios como la alcaldesa de Cuauhtémoc, Sandra Cuevas.

En la marcha también participó la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quien dio el pistoletazo de salida y recibió la petición de la comunidad, que presentó sus demandas como el derecho a la salud global, la seguridad, la educación y todo acceso a la justicia.

Sobre la Francisco I. Madero, el paso peatonal se complicó hacia la tarde, pues los participantes corrieron rápidamente para llegar a un lugar y escuchar a más de una decena de grupos y artistas que parecían poner fin a la movilización. el cual fue interrumpido por la lluvia que cayó alrededor de las 7pm.

LRL

¿Qué comen los participantes de Survivor México?

El Bayern de Múnich revoluciona el mercado de fichajes de verano